13 de mayo de 2017

El mundo, ciberatacado

Esta mañana nos enterábamos en primer lugar de que una gran empresa española, Telefónica, había sufrido un ciberataque. Se trata de un ramsomware, un virus que encripta los datos y luego pide un "rescate" para liberarlos. Dicen que aunque pagues el rescate en muchas ocasiones no te envían nunca las claves para liberar tus archivos. Con el paso de las horas ha salido la noticia de que los hospitales británicos también estaban afectados por el virus. Al final del día el titular ya era "Ciberataque a escala global".

Como a la prensa le gusta mucho sensacionalizar todas las noticias, han puesto titulares de esos que hacen pensar en un inminente fin del mundo o en un cataclismo peor que el que extinguió a los dinosaurios. Suena a peli de ciencia-ficción.

El caso es que hay muchísimos países afectados, pero esto no es nuevo. En la empresa donde yo trabajo, hace aproximadamente dos meses sufrimos un ataque de estos. Llegó un email con un archivo adjunto, alguien lo abrió pensando que era algo importante y se metió el virus en el servidor encriptando los archivos. Había copias de seguridad, por lo que al día siguiente estaba el asunto solucionado. Y sin salir en ningún periódico. Y nos siguen llegando, día sí día no emails de este tipo, por lo que entiendo que esto es algo habitual.

El caso es que todos usamos antivirus, tanto en las empresas como en casa. Yo como no me fío de los antivirus gratuitos que hay en internet me lo compro cada año. La cuestión es para qué nos gastamos dinero en antivirus si con un simple email nos pueden meter cualquier cosa en el ordenador sin que éste sea capaz de detectarlo.

Será cuestión de pasarse a los antivirus gratuitos; total, para lo que sirven...



No hay comentarios :

Publicar un comentario

Despáchate a gusto. Estás en tu casa.