29 de marzo de 2017

La dictadura del veganismo

Leo con estupefacción que un restaurante vegano de Tarragona -El Vergel- no permite que sus clientes alimenten a sus bebés con biberones hechos con leche de vaca. Será que es más sano alimentar a un bebé, en plena etapa de desarrollo, a base de hierbajos.

El ser humano no es carnívoro ni herbívoro; es omnívoro y bastante tonto. Demostrado científicamente.

La carne, los huevos, los lácteos, el pescado, etc, son alimentos que contienen una serie de nutrientes necesarios para preservar nuestra salud. Que sí, que está muy bien eso de no querer matar seres vivos. De hecho, la inmensa mayoría de nosotros no vamos por ahí matando animales. Pero hay que comer, igual que hacen tantas otras especies que se alimentan de otros animales. ¿Se han parado a pensar los comeflores que las plantas también son seres vivos?

Pero lo peor no es que una pequeña parte de la población quiera ser vegana, allá ellos. El problema es que si se les permitiera nos lo impondrían al resto. Y no, señores veganos. Los que comemos carne no somos asesinos de animales, simplemente nos alimentamos como es debido.

En cuanto a los del restaurante El Vergel, está claro que cada uno en su casa pone sus normas, faltaría más. Pero sinceramente, espero que sufran una estampida de clientes y se queden solitos, con sus hierbas y sus normas. Que no son quienes para imponerle a una madre cómo debe alimentar a su hijo.

3 comentarios :

  1. ademas creo que los veganos se matan de hambre, al menos yo estaria muerta de hambre si fuera vegana. capaz estoy diciendo una boludes, pero bueno asi es

    ResponderEliminar
  2. De verdad te digo, Kassi, que estamos rodeados de gili...ollas, est...pidos y mamandurrias por todas partes. Así que esos del Vendrell, si tienen un niño, lo empapuzarán de leche de soja y el bebé se morirá de desnutrición, eso sí, tirándose unos pedos descomunales por(no) alimentarse de una legumbre. Y mira que están buenas las coliflores en salsa o con bechamel (¡ay! ésta no que lleva leche), los tomates pintones, los pimientos asados, los calçots, las alcachofas, las habitas tiernas, no digamos las lentejas, judías de cualquier color e, incluso, los garbanzos y otro gran montón de vegetales pero hay que acompañarlos con algún pescado o carne y no con gramos de quinoa. ¡Señor, qué panda!
    Salu2

    ResponderEliminar
  3. en uno de los tomos de "historia universal salvat" leí con referencia a áfrica, que habían dos pueblos unidos por cierta distancia donde uno de ellos era carnívoro y el otro no. el resultado de esto fue que los habitantes del pueblo que tenía una dieta carnívora, eran de estatura más alta con respecto a estos veganos y que los habían conquistado y sometido.

    saludos

    ResponderEliminar

Despáchate a gusto. Estás en tu casa.