25 de septiembre de 2016

La homeopatía no es mala

La homeopatía es un tipo de medicina alternativa creada hace 200 años por Samuel Hahneman. Se basa en dos principios, el primero de ellos afirma que una sustancia que provoca los mismos síntomas en el cuerpo que una enfermedad posee propiedades curativas de la misma. El segundo afirma que un principio activo es más eficaz cuanto más diluido esté en agua. Evidentemente estos fundamentos están muy alejados del método científico, por lo que la homeopatía está catalogada como una pseudociencia.

Vaya por delante que yo no creo en la homeopatía y nunca he usado ningún producto homeopático. Ante un problema de salud, me da más confianza la medicina convencional. Pero me llama mucho la atención la cruzada iniciada hace ya tiempo contra la homeopatía.

Existen unos cuantos blogs dedicados a la divulgación científica, cuyos autores tienen de científicos lo mismo que yo, o sea nada, los cuales hace algún tiempo parece que se pusieran de acuerdo para atacar despiadadamente a la homeopatía. Como resultado empezaron a aparecer por los blogs artículos en contra de esta pseudociencia, uno detrás de otro. Es curioso, pseudocientíficos atacando a una pseudociencia.

Ahora son los farmacéuticos los que se han unido para pedir a las autoridades que quiten la homeopatía de las farmacias. Un farmacéutico sí que tiene estudios científicos por lo que puede hablar con más conocimiento de causa que un bloguero con ínfulas, pero a fin de cuentas no deja de ser una persona que regenta un establecimiento comercial en el que vende productos. Y estos productos, sirvan para algo o no, le dejan un beneficio. Y me pregunto, si yo tuviera un comercio ¿pediría a las autoridades que me prohíban vender parte de las cosas que vendo, perdiendo así beneficios? Yo creo que no, lo que me lleva a hacerme la siguiente pregunta: ¿quién está detrás de este asunto, las grandes empresas farmacéuticas, quizá? Y ya puestos, si los farmacéuticos no quieren vender productos homeopáticos porque no son medicamentos, que tampoco vendan maquillaje, ni parafarmacia ni pasta de dientes, que tampoco son medicinas.

Está claro que la homeopatía no cura enfermedades, pero sí puede tener un efecto placebo haciendo que el enfermo, aunque no se cure, se sienta mejor al menos anímicamente. No te curará, pero tampoco te hará daño, por lo que llego a la conclusión de que la homeopatía no es mala y no debería prohibirse ni limitarse.

23 de septiembre de 2016

Premios Ig Nobel 2016


Un año más, la revista de humor científico Annals of Improbable Research, ha organizado la entrega de los premios Ig Nobel en la Universidad de Harvard. Esta es la lista de los galardonados:

  • Premio Ig Nobel de Reproducción: Al fallecido Ahmed Shafik, por estudiar los efectos de llevar pantalones de poliéster, algodón o lana en la vida sexual de las ratas, y realizar ensayos similares con varones humanos.
  •  
  • Premio Ig Nobel de Economía: A Mark Avis, Sarah Forbes y Shelagh Ferguson, por evaluar cómo se percibe la personalidad de las piedras desde un punto de vista comercial y de márketing.
  •  
  • Premio Ig Nobel de Física: A Gábor Horváth, Miklós Blahó, György Kriska, Ramón Hegedüs, Balázs Gerics, Róbert Farkas, Susanne Åkesson, Péter Malik y Hansruedi Wildermuth, por descubrir por qué los caballos blancos atraen menos a los tábanos, y por qué las libélulas se sienten atraídas por las lápidas negras.
  •  
  • Premio Ig Nobel de Química: A Volkswagen, por resolver el problema de las excesivas emisiones contaminantes de los coches de forma automática, al producir menos emisiones electromecánicamente cuando los vehículos pasan por las pruebas de homologación.
  •  
  • Premio Ig Nobel de Medicina: A Christoph Helmchen, Carina Palzer, Thomas Münte, Silke Anders y Andreas Sprenger, por descubrir que si te pica la parte izquierda del cuerpo puedes aliviarlo mirándote en un espejo y rascándote la parte derecha del cuerpo (o viceversa).
  •  
  • Premio Ig Nobel de Biología: Otorgado conjuntamente a Charles Foster, por vivir de forma salvaje, en diferentes momentos, como un tejón, una nutria, un ciervo, un zorro, y un pájaro; y a Thomas Thwaites, por crear las extensiones protésicas de sus extremidades que le permitieron moverse como una cabra y pasar el tiempo en la montaña en compañía de las cabras.
  •  
  • Premio Ig Nobel de Psicología: A Verschuere, por preguntar a mil mentirosos cada cuánto mienten, y decidir si creerse sus respuestas.
  •  
  • Premio Ig Nobel de la Paz: A Gordon Pennycook, James Allan Cheyne, Nathaniel Barr, Derek Koehler y Jonathan Fugelsang por su estudio académico titulado On the Reception and Detection of Pseudo-Profound Bullshit (“Sobre la recepción y detección de mentiras pseudoprofundas”).
  •  
  • Premio Ig Nobel de Literatura: A Fredrik Sjöberg, por su trabajo autobiográfico de tres tomos sobre los placeres de coleccionar moscas muertas y moscas que aún no están muertas.
  •  
  • Premio Ig Nobel de Percepción: A Atsuki Higashiyama y Kohei Adachi, por investigar si las cosas se ven diferentes cuando te inclinas y las miras entre las piernas.


http://es.gizmodo.com/con-ustedes-los-terribles-ganadores-del-ig-nobel-1786984583

22 de septiembre de 2016

Los herederos de la tierra (Ildefonso Falcones)

Por fin he tenido oportunidad de leer la última de Ildefonso Falcones. Tiene más de 800 páginas y me ha sabido a poco, cómo escribe este hombre.

Los herederos de la tierra es la continuación de La Catedral del Mar. Si miles de personas de todo el mundo han disfrutado con estas novelas, si encima eres de Barcelona las disfrutas el doble, porque a través de sus páginas ves tu ciudad en plena Edad Media, y esas calles del centro por donde has paseado cientos de veces te las imaginas en pleno apogeo medieval. Y es que la vieja Barcino es una ciudad con mucha historia desde que fue fundada por los romanos.

La novela empieza con un Arnau Estanyol -el bastaix* que luchó tanto por la construcción de Santa María de la Mar- ya anciano, y se centra en la historia de su hijo Bernat, que se cruza con la de Hugo Llor, un muchacho que sale adelante gracias a la ayuda de Arnau. Hugo sueña con ser constructor de barcos -es hijo de un marinero- pero su sueño se desvanece cuando la familia Puig, enemiga de los Estanyol y que lleva años esperando la venganza, encuentra la oportunidad de llevarla a cabo.

Hugo es amigo de Bernat pero la vida es dura y cruel, y más en la Edad Media.

Al igual que La Catedral del Mar, Los herederos de la tierra es un libro que atrapa desde la primera página, haciendo que retrases el momento de parar de leer. Una gozada.


* Bastaix: El que cargaba y descargaba los barcos en el puerto de Barcelona en la época, lo que viene siendo un estibador. Cuando se construyó la iglesia de Santa María del Mar, los bastaixos de Barcelona cargaban a sus espaldas las piedras, que transportaban a cuestas desde las canteras de Montjuïc. Lo hicieron voluntariamente, sin cobrar.


13 de septiembre de 2016

La isla más superpoblada del mundo


Esta isla se llama Migingo y se encuentra en el lago Victoria. No es más grande que un campo de fútbol y tiene unos 140 habitantes, casi todos pescadores. En el lugar hay farmacia, varios bares y 5 prostíbulos.

Un lugar paradisíaco para vivir.